Al menos 21 escolares en Nigeria han sido rescatados horas después de que fueran secuestrados por grupos armados en la conflictiva región noroeste del país de África occidental.

El portavoz de la policía, Mohammed Shehu, dijo en un comunicado durante el fin de semana que los escolares fueron secuestrados el viernes mientras se trasladaban del área de Bakura con su maestro a una escuela islámica en el estado vecino de Katsina.

Las fuerzas de seguridad respondieron y rescataron a los 21 alumnos y “actualmente están trabajando para rescatar a las víctimas restantes y detener a los perpetradores”, dijo Shehu.

El comunicado no aclaró la cantidad de rehenes que aún están retenidos, pero dijo que los asaltantes secuestraron a viajeros de hasta cinco vehículos, lo que sugiere que aún hay muchos más en cautiverio.

Un día después del ataque a los escolares, la Fuerza Aérea de Nigeria lanzó ataques aéreos “exitosos” contra los campamentos de los pistoleros en el estado de Zamfara, dijo el lunes a The Associated Press el alto funcionario Edward Gabkwet.

“Vamos a perseguir a todos y cada uno de ellos (los pistoleros) hasta que todos los nigerianos se sientan seguros para seguir con sus actividades normales”, dijo.

Hubo informes de que el domingo, otro grupo de bandidos mató a seis residentes rurales en varios ataques en el estado de Kaduna, vecino a la capital de Nigeria, dijo el comisionado estatal de seguridad interna, Samuel Aruwan.

Las grandes bandas de asaltantes están compuestas en su mayoría por hombres jóvenes del grupo étnico fulani, que tradicionalmente habían trabajado como pastores nómadas y están atrapados en un conflicto de décadas con las comunidades agrícolas hausa por el acceso al agua y las tierras de pastoreo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *